Elegir un MBA adecuado a tu carrera supone tener en cuenta varios factores, sobre todo, dada la inversión económica que supone. El factor más importante es la salida profesional que esperas tras concluirlo. Aunque, primero debes saber que un Máster in Business Administration (MBA) va dirigido al profesional que desea desenvolverse en el ámbito empresarial. A la hora de seleccionar el más adecuado para ti, fíjate en los diferentes tipos que hay.

Cuando elegimos estudiar un MBA

Tener un título MBA supone abrirte las posibilidades laborales en otros países. Pero, para que puedas dar lo mejor de ti, es imprescindible que conozcas de antemano los tipos que hay. Son muchas las opciones que encuentras, destacando:

– Los MBA tradicionales, enfocados de manera general a la administración y dirección de empresas. Requieren de una dedicación constante, pudiendo necesitar alrededor de dos años de formación.

MBA oficiales, integrados en el plan Bolonia, por lo que se convierten en homologables si decides ampliar aún más tus estudios.

MBA especializados, dirigidos a Recursos Humanos, Dirección de Empresas, Contabilidad, entre otras muchas ramas.

Executive MBA está dirigido a aquellos que ya emprenden una labor dentro de la empresa. Mediante su estudio, que se puede compaginar perfectamente con el trabajo, lograrán perfeccionarse dentro de la empresa.

Internacional MBA te la da opción de estudiar en el extranjero, ya sea dentro de una empresa o a través de una institución universitaria. En este caso, los horarios pueden ser variables en función a la especialidad que se elija.

Factores a tener en cuenta para elegir tu MBA

La educación de un MBA comprende determinados factores que debes tener en cuenta, contando con que supondrá para ti una inversión a largo plazo a la que, sin duda, aprenderás a sacarle partido.

1. Lo que esperas de un MBA

El primer factor tiene que ver con lo que esperas realmente de un MBA. En este caso, y debido a la competencia laboral, muchos alumnos quieren ganar en experiencia, para estar preparados a la hora de presentarse a un puesto de trabajo.

Aprender disciplinas múltiples es un excelente ejercicio para el manejo empresarial, pero lograrás un plus si esta enseñanza se realiza a través de las nuevas tecnologías, que es otra de las exigencias de los nuevos alumnos. En ti está si deseas una enseñanza a distancia y personalizada o una presencial.

2. Un MBA a tiempo completo o medio tiempo

Esta elección tiene que ver con la posición de cada alumno. En caso de que formes parte de una empresa y quieras aumentar tus conocimientos, sin duda te beneficiará un aprendizaje a medio tiempo.

Pero si tu caso es que acabas de finalizar un grado, tienes una oportunidad de oro para dedicarte a tiempo completo en tu MBA.

A dirigirte a un Executive MBA no dejas dudas de tu posición como ejecutivo empresarial y tus ganas por seguir avanzando dentro de la empresa. Quizás desees más opciones para ser líder de la misma.

3. Estudiar en otro país

Esto, por lo general, suele implicar una inversión mayor, a menos que realices tu MBA por medio de tu empresa y sea esta la que se encargue de financiar tus estudios.

En este sentido, debes tener en cuenta que muchas escuelas exigen el GMAT, que se trata de una prueba cuyo fin es evaluar tus conocimientos de la lengua (en caso de tratarse de un país no hispanohablante) y de matemáticas. Será necesario aprobar este examen para lograr la ansiada plaza.

Con suerte, podrás solicitar una beca, como la que ofrece Gran Bretaña a todos sus estudiantes de la UE.

4. Ten en cuenta los estudios sociales del MBA

A través de los diferentes rankings que puedes encontrar por Internet, te harás una idea de los MBA con mejores expectativas, así como la demanda que existe de ellos en el entorno laboral.

La web es una herramienta muy útil para que compares entre un MBA y otro, ya sea por las materias que contiene o el plazo de estudios que requiere. Buscar foros también te ayudará, sobre todo por la experiencia de estudiantes, aunque recuerda que cada persona es un mundo y no todos poseen la misma perspectiva de las cosas. Al final, tu intuición es lo que determinará tu elección.

5. Módulos informativos

Tienes la fortuna de encontrarte diferentes módulos formativos, en ferias nacionales e internacionales dedicadas al estudio de un MBA. A través de un trato personal, y con la ayuda de diferentes panfletos, podrás comprender mejor las salidas laborales y crearte nuevas expectativas con respecto a los másteres que se ofertan.

Profesionales en el sector te podrán ofrecer de primera mano su experiencia, evaluando tu preparación actual con la que esperas conseguir tras estudiar un MBA.

Elegir MBA puede no ser una tarea sencilla, sobre todo si aún no sabes por qué especialidad dirigirte. Para comenzar a hacerte una idea de lo que buscas, debes tener presentes unos factores que te servirán para dirigir tu rumbo hacia el éxito profesional. No te contentes con cualquier cosa y dirígete a los mejores profesionales en el sector.