Dentro de cada empresa, y para cada negocio en general, es necesario contar con un área de logística que permita preparar los grandes eventos, exposiciones, presentaciones o cualquier otro momento que requiera de una planeación. Para esto, es necesario contar con gente con capacidad de actuación y experta en la materia. Pues a partir de la imagen que el evento genere, será la imagen que la empresa proyecte hacia el público en general.

Una vez señalado lo anterior, será necesaria la correcta intervención de las áreas fundamentales para lograrlo. Es por eso que mostramos a continuación algunos aspectos clave para toda buena logística, siempre acompañada de profesionales en la materia.

Organización

La organización en la logística es un factor determinante del éxito que se pueda alcanzar, así como del eventual fracaso que se pueda generar al no tener éxito en lo planeado. La organización es definir procesos, ya sea por área o por persona. Que cada quien sepa identificar sus tareas, sus responsabilidades y, sobre todo, la razón e importancia de su función dentro del equipo de trabajo. Una vez logrado lo anterior, cada proceso operará bajo completa libertad, siempre apegado a sus funciones. Esto es lo que nos permitirá tener grandes resultados, pues será la inclusión y la corresponsabilidad la que unirá a cada una de las partes. Pues la suma de todos los elementos será el resultado perfecto, que cada área no podrá lograr en individual.

Comunicación

Si la organización se dará a partir del trabajo en equipo, esta necesitará de una óptima comunicación que genere el trabajo corresponsable entre las diferentes áreas. Asimismo, la comunicación será fundamental para poder operar, estén o no, en el mismo lugar físico al momento de poder trabajar.

El intercambio de información permitirá que todas las personas, además de conocer sus funciones, puedan conocer las funciones del resto y como lo que se genere desde lo individual, será parte del resultado de lo logrado desde lo colectivo.

Asimismo, para tener una comunicación que nos aporte el trabajo en equipo, esta deberá de cumplir las siguientes características:

  1. Mensaje claro y concreto.
  2. Receptores específicos.
  3. Dejar claros los plazos de tiempo para cada respuesta.
  4. Temporalidad real para los plazos de tiempo.
  5. Integración de procesos innovadores.

Diseño

El diseño es parte fundamental de todo proceso, pues habrá que estructurar la red a través de la cual podrá operar y generarse aquella tarea que tenemos encomendada. Si bien, este campo puede ser nuevo para aquellas personas que llevan varios años en el tema logístico, su función es parte importante para generar la satisfacción del cliente. Este será el proceso a través del cual habrá que generar las facilidades para cada una de las actividades logísticas, desde el transporte, almacenaje, provisión de insumos, bienes y cualquier otra necesidad, hasta el servicio al cliente. Tener un diseño de las actividades y de las tareas de cada parte del equipo, será necesario para lograr el objetivo.

Recursos

El éxito se define en este momento, si no se tienen los recursos necesarios, la operación logística no podrá realizarse de manera satisfactoria. No precisamente se hará referencia a recursos económicos, los recursos materiales y los recursos humanos también forman parte del todo. Por ejemplo, de nada servirá tener los recursos económicos suficientes, si no tienes la gente necesaria o el material adecuado para poder trabajar. Habrá que generar un balance del todo para poder operar de manera exitosa.

Asimismo, habrá que tener un claro gasto de qué se necesita y en qué se invertirá cada uno de los recursos disponibles, pues una mala administración hará que los recursos no rindan y que no se tenga el éxito necesario.

Planificación

Nada se deja al último momento y nada se tiene que improvisar. Todas las acciones y momentos a seguir deberán ser planeados con detenimiento, con análisis de las circunstancias y de los efectos y consecuencias que se pueden derivar. De esta manera se tendrá un escenario más completo y los posibles resultados que se puedan obtener en determinado momento.

Este momento definirá el control del pleno proceso de distribución, y por consecuencia, la satisfacción del cliente. Planificar significa definir un método que permita ejecutar las acciones según el esquema que se tenga considerado.

Una vez expuesto lo anterior es como podremos lograr una logística eficaz, pues lo comentado son puntos focales para prestar atención y poder tener éxito. Sin embargo, no es lo único que se debe de tomar en cuenta, pues la preparación es un factor importante que debe de estar presente en cada proceso y en cada área de la logística. Es por eso que en Mejora Tu Carrera ponemos a tu alcance una amplia oferta académica para contribuir en tu formación.