En plena era de la revolución digital y tecnológica, las empresas necesitan nuevos modelos de liderazgo. Esos líderes deben adaptarse a los cambios, así como a mercados en constante evolución. Si alguna vez te has preguntado cuáles son las características de un buen líder, aquí las tienes.

5 habilidades y características de los líderes en 2020

Por desgracia, muchas personas siguen pensando que los líderes son solo sinónimo de jefe. Sin embargo, este concepto va mucho más allá de ocupar una posición como alto cargo. Un líder es toda aquella persona capaz de motivar, influenciar y dirigir a un grupo sin importar el puesto que ocupe dentro de una empresa. ¿Sorprendido? Si eres un modelo a seguir, entonces tienes habilidades para el liderazgo.

Quieres adaptarte a los tiempos que corren y aportar cambios importantes desde tu puesto de trabajo, pero no sabes cómo hacerlo. Sabes que podrías ser un buen líder. No obstante, no tienes muy claro cuáles son las habilidades de liderazgo que tendrías que empezar a desarrollar. No te preocupes. Nosotros hemos preparado la siguiente lista para ti basada en el análisis llevado a cabo por Human Resources Exchange Networks:

Espíritu de equipo

Un buen líder da siempre prioridad al colectivo por encima de su individualidad. Es decir, tiene una orientación profesional que se dirige a formar parte de una comunidad. Para ello, una de sus características es la constante formación que le ayude a construir una relación de confianza con el resto de personas de la empresa. Solo desde la honestidad y la transparencia puede dirigir y motivar a todo un equipo. Jamás serás un buen líder si tu equipo ve en ti a una persona en la que no pueden confiar.

Conocimientos en tecnología

Los líderes del 2020 necesitan estar al día en cuanto a nuevas tecnologías se refiere. Esto implica también estar familiarizado con las tecnologías sociales. Solo así se puede crear un circuito de información bidireccional. Esta comunicación instantánea invita a la claridad y permite abordar los cambios del mercado sin conflictos internos. De esta manera, un buen líder puede llegar a protagonizar la transformación de una empresa, tan necesaria en un mundo laboral tan competitivo.

Mentalidad colaborativa

Las empresas están sometidas a un torbellino de cambios constantes. Por este motivo, necesitan líderes que sean capaces de encontrar nuevas oportunidades en situaciones de incertidumbre.

Una mentalidad colaborativa tiene la habilidad de agrupar todos los recursos para generar ideas frescas por medio de la suma de conocimientos. Asimismo, el líder está capacitado para desenvolverse cómodamente en un entorno en el que están involucrados los competidores, así como el resto de mercados.

Es decir, los líderes del 2020 no ven obstáculos ni enemigos, solo nuevas oportunidades para seguir aprendiendo y creciendo.

Visión global

Otra de las habilidades y características de los líderes es el enfoque global de la empresa. La globalidad forma parte de las nuevas economías. Las compañías se han vuelto interculturales y muchas de ellas se mueven a través de otras formas de pensar.

El líder debe aprender de esta circunstancia sacando el máximo partido a las habilidades del grupo. Un pensamiento global es aquel que acepta que existe otra manera de hacer las cosas.

Pensamiento de futuro

Todas las acciones de los líderes del 2020 han de estar enfocadas hacia la viabilidad y sostenibilidad a largo plazo de la empresa. De esta manera, un buen líder nunca se rinde o se estanca. Está en constante evolución adquiriendo nuevos conocimientos y habilidades que le permitan una progresión competitiva de cara al futuro. Un buen líder es consciente de que todo lo que sucede en el presente tiene repercusión en el mañana.

Otras características de los líderes del siglo XXI son la sinceridad, la empatía, la solidaridad, la pasión, la paciencia y la confianza, tanto en sí mismo como en su grupo. Si eres capaz de inspirarte cada día a ti mismo, serás capaz de inspirar al resto.

Conclusión

Las empresas necesitan de personas con dotes de liderazgo que sean capaces de afrontar las situaciones cambiantes del nuevo mercado laboral. Deben ser personas preparadas en nuevas tecnologías e innovación, pero con cualidades humanas y soft skills que les permitan motivar a todo su grupo. El futuro requiere de más líderes que actúen como guía y no como jefes incapaces de generar confianza. Deben ser individuos amables, pero con el carácter y el talante necesario para transmitir ideas y conocimientos que lleven a las empresas hacia el éxito.

Si quieres llegar a ser un buen líder has de empezar por mejorar tu carrera profesional. Orienta tu formación hacia las nuevas tecnologías y los nuevos mercados como paso para formar parte de los líderes del 2020. Estudia un MBA del área de RR.HH y empieza a gestar el gran líder que hay en ti.