Seguro que has oído hablar del efecto Huawei. De hecho, es posible que incluso tú utilices uno de sus teléfonos móviles. Hace cinco años, esta marca revolucionó el mundo de los smartphones a nivel mundial, pero lo cierto es que no se trata de una compañía nueva. Con tres décadas a sus espaldas, el inicio del proyecto pertenece a Ren Zhengfei, fundador de la compañía en 1987.

En aquella época, Huawei se dedicaba a distribuir centrales privadas de teléfono. No fue hasta 1993 cuando lanzó un conmutador (switch) con capacidad para conectar más de diez mil circuitos. Ahí empezó la verdadera revolución.

Las claves de un número uno

Siendo líder en su país de origen, la marca desembarcó en Europa en el año 2015 con el firme propósito de hacerle la competencia a Samsung. Y, desde luego, lo ha conseguido. Huawei es uno de esos casos de éxito del que todo el mundo quiere aprender.

Pero, ¿qué factores influyeron en su escalada?

Centrarse en el desarrollo de menos terminales: es algo que les ha salido bien. Hoy en día, sus líneas son fácilmente identificables por el usuario, que sabe lo que esperar de ellos. Una fuerte inversión en cuanto a smartphones es una de las claves.

Actividad en el mercado extranjero: el mundo se ha rendido a Huawei, que ha sabido aprovechar el fuerte crecimiento fuera de sus fronteras y potenciarlo. No solo en Europa, sino en el resto de Asia, Estados Unidos y América Latina.

Inversión en I+D: les interesa el consumidor y sus necesidades, por eso no temen invertir en investigación y desarrollo para conseguir productos con visión de futuro. Se centran en la innovación, en ofrecer lo último en pantallas grandes de alta definición, procesadores potentes, lectores de huella y cámaras duales. Todo esto sin descuidar un diseño fino y moderno, adaptado a los estándares actuales.

Proyección a largo plazo: su interés es permanecer en el tiempo, no hacer dinero de una forma rápida. El modelo de negocio en el que trabajan habla de mantenerse en lo alto de los rankings.

En definitiva, se trata de teléfonos accesibles para todo el mundo. Productos más baratos que los de la competencia, pero con todas las prestaciones que el usuario necesita.

Huawei, una estrategia ganadora

Si entendemos una estrategia de marketing como un camino, existen pasos concretos que la firma que nos ocupa ha ido dando hasta convertirse en el referente que es hoy en día.

Alta gama: la apuesta de Huawei es potente, pues se esfuerza por ofrecer productos de última generación a unos precios más competitivos. Seguro que sabes que en el último trimestre de 2019, la firma Apple sacó su nuevo iPhone 11. No obstante, fueron muchos los mensajes que se dejaron ver en Twitter en los que los usuarios comparaban el diseño y las prestaciones de este último modelo de Apple con las de la marca Huawei, donde la firma china salía ganando, demostrando así su alto nivel de calidad.

Continua evolución: las alianzas permiten generar sinergias de las que todos los participantes de la estrategia pueden sacar beneficio. En este caso, Huawei acertó al aliarse con la marca de fotografía Leica, con la que desarrolló conjuntamente las cámaras duales. Además, en su afán por seguir evolucionando, se convierte en su propio fabricante de procesadores. Como resultado, surge el Kirin 970, una unidad de procesamiento a base de inteligencia artificial, más pequeña y con un menor consumo.

Un negocio global: lo que en un principio se centró en teléfonos móviles, es un negocio que ya ofrece todo tipo de aparatos de telecomunicación como ordenadores portátiles, tablets, relojes inteligentes o cámaras.

Presencia continua: algo que Huawei sabe bien es que es importante, a pesar de no realizar nuevas acciones, estar continuamente en la mente de los consumidores. Tener fuerte presencia en redes sociales, por ejemplo. Que se hable de la marca, de los últimos modelos. Esto es algo que se consigue, entre otras cosas, gracias a las colaboraciones con influencers con altos números de seguidores. Apelar a un público potencial que puede adquirir tus productos solo porque alguien a quien admira o sigue se los está recomendando.

Empatía con los países que consumen sus productos. Saber adaptarse y comprender qué es lo que quieren los usuarios y, por supuesto, apostar por ofrecerles la máxima innovación.

Actualmente, no se puede negar el éxito de una compañía que se encuentra presente en 170 países y que, además, se ha colado en el ranking global de empresas de más importancia. Sin duda, el método Huawei funciona.

Aunque en este artículo hemos visto algunos puntos clave para su éxito, si quieres estudiarlo en profundidad y estás pensando en realizar un máster de Marketing, echa un vistazo a las distintas opciones que tienes haciendo clic aquí. Podría ser el siguiente paso de tu propio camino.