IMF Business School, escuela de negocios líder en formación de masteres y posgrados, acaba de publicar una nota de prensa en medios de comunicación en la que confirma los cuatro propósitos más habituales de cara al nuevo curso que inicia en septiembre.

Y es que, sin duda, este mes se ha convertido en el nuevo mes de enero para muchos ya que se trata de una época en la que volvamos a la rutina después de las vacaciones de verano. Por tanto, la escuela de negocios contempla principalmente cuatro claros propósitos para este nuevo mes:

Buscar trabajo

Después de los meses de verano en el que gran parte de los jóvenes han aprovechado para realizar prácticas en empresas e, incluso, a un minijob para lograr experiencia, en el mes de septiembre las ofertas de empleo se multiplican. Por tanto, septiembre se sitúa como un buen mes en el que conseguir trabajo. Ante este contexto, escuelas de negocios como IMF Business School viven una temporada alta en labores que tienen que ver con la ayuda y asesoramiento a sus alumnos para que consigan un trabajo que se adapte a su perfil profesional.

Especialización

Dado que trabajo y especialización van muchas veces unidas de la mano, el deseo de especialización por parte de los profesionales crece durante este mes. Tanto es así que en  meses como septiembre y enero las matriculaciones masters y posgrados se disparan. Ante tal circunstancia, IMF Business School suele poner en marcha nuevos másteres que, a su vez, tienen que ver con sectores punteros y de mayor empleabilidad como el Master en Ciberseguridad, marketing digital o gestión de proyectos.

Aprender un nuevo idioma

 Por otro lado, todos sabemos que los idiomas son fundamentales en la carrera profesional de cada uno. Por esta razón, aprender un idioma nuevo siempre está presente en la lista de deseos de cada año, ya sea en septiembre o enero. Entre los favoritos, el inglés con un 78%; seguido por el francés (11%) o el alemán (8%). Aunque en menor medida, también estudiamos italiano (8%), japonés (2%), árabe (1,4%) o chino (1%), según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Ahorrar

El bolsillo siempre preocupa al ciudadano. Después de las vacaciones en verano, llega “la cuesta de septiembre”, momento para abrocharse el cinturón en la medida de lo posible de cara a las próximas navidades.

Ir al gimnasio

Ponerse en forma es siempre otro clásico de propósitos. Practicar deporte dentro o fuera de los gimnasios es una opción para volver a la forma antes del verano. Cada vez somos más conscientes de que el deporte es bueno, no solo físico, sino mental y, por eso, es una forma de evadirse y desconectar después del trabajo.

Estos son los 4 propósitos más habituales. ¿cuál es el tuyo?